Dr. Alejandro Calvo

¿Cómo es el tratamiento de la epilepsia?

E

Como todo tratamiento médico, para llevar un buen control de las crisis epilépticas se deben considerar medidas generales en el estilo de vida y medidas farmacológicas con medicamentos. Solo realizando ambas se podrá conseguir el éxito terapéutico.

En epilepsia, las medidas generales consisten principalmente en tener en cuenta dos aspectos. El primero de ellos es el consumo de alcohol. Está claramente demostrado que el consumo de bebidas alcohólicas, incluso en poca cantidad, puede facilitar la aparición de convulsiones. Desde luego, mientras mayor sea el consumo de alcohol, mayor será el riesgo de aparición de convulsiones en pacientes epilépticos. Incluso, el alcohol puede desencadenar convulsiones en personas que no padecen de epilepsia. El otro aspecto que debe considerarse para llevar un buen manejo de las crisis es el dormir bien por la noche. La deprivación del sueño, es decir dormir poco, es también un facilitador para que aparezcan crisis epilépticas. De forma análoga al consuno de alcohol, mientras menos se duerma entonces el riesgo de convulsiones será más alto, lo que suele suceder a la mañana siguiente de trasnochar. El riesgo de convulsionar por deprivación del sueño es tan alto, que suele usarse para sensibilizar el electroencefalograma (se le pide al paciente que duerma poco la noche previa a su examen).

El tratamiento farmacológico de la epilepsia es un campo amplio y en constante evolución. Elegir el fármaco que se va a usar depende de varios factores.

El principal factor es el buen control de las crisis. Sin duda, si un medicamento no logra controlar la aparición de crisis epilépticas entonces no será útil y debe cambiarse. Algunos medicamentos son más eficaces para las epilepsias generalizadas (aquellas que comienzan en todo el cerebro) como el ácido valproico, el levetiracetam, la lamotrigina, entre otros; y otros son más útiles en las crisis focales (aquellas que inician solo en una parte del cerebro) como la carbamacepina, oxcarbamacepina, fenitoína; y muchos otros pueden usarse en cualquier tipo de epilepsia.

En mujeres en edad fértil hay consideraciones especiales. En primer lugar, la eficacia de los anticonceptivos orales puede afectarse por el uso de antiepilépticos. Así, hay que estar atento en la dosis del anticonceptivo respecto al anticonvulsivante para que no pierda su efecto anticonceptivo. Por otro lado, todos los anticonvulsivantes elevan el riesgo de malformaciones fetales. Por dicho motivo, el embarazo debe ser planificado para tomar las medidas preventivas correspondientes de malformaciones fetales. No está indicado suspender el tratamiento anticonvulsivante durante la gestación, pues el riesgo para la salud del feto es mayor si la paciente convulsiona en el embarazo respecto el riesgo que representa tomar anticonvulsivantes.

Otro aspecto importante se relaciona al uso de anticonvulsivantes en personas que toman otros medicamentos, lo cual es especialmente importante en la población geriátrica (ancianos). Muchos medicamentos usados para enfermedades como arritmias cardiacas, hipertensión arterial, cáncer, infecciones, para anticoagulación, etcétera, pueden interaccionar con los medicamentos antiepilépticos y debe valorarse, por lo tanto, a los medicamentos para la epilepsia que presenten la menor cantidad de interacciones farmacológicas.

Como el tratamiento para la epilepsia suele ser de por vida o por muchos años, existen algunos efectos secundarios de largo plazo que se producen con los anticonvulsivantes más antiguos que deben conocerse y que deben tenerse en cuenta. Entre estos efectos de largo plazo, los más importantes son la disminución de la densidad ósea (osteopenia, osteoporosis) y el deterioro cognitivo. Esto no sucede con los nuevos anticonvulsivantes, que tienen un mejor perfil de tolerancia y menos efectos secundarios, pero son más costosos, y el aspecto económico es el otro gran punto que debe evaluarse al elegir el medicamento que se va a usar.

Finalmente, en la actualidad, existe la posibilidad de tratar quirúrgicamente a los pacientes con epilepsia. Solo es posible realizarla en epilepsias muy específicas o en aquellas que no se logran controlar con medicamentos, a pesar de haber probado varios de ellos y en diferentes combinaciones. El tratamiento quirúrgico de la epilepsia se desarrolla con detalle en otro artículo.

Escrito por el Dr. Alejandro Calvo (Derechos Reservados)

CITAS

 

Para programar una cita con el Dr. Manuel Herrera (neurólogo experto en epilepsia) puedes llamar al número telefónico que se muestra abajo.

Conoce al Dr. Manuel Herrera en el siguiente enlace:  Dr. Manuel Herrera 

Si requieres alguna orientación, puedes leer los artículos de la sección  Artículos de interés  o escribir un mensaje en el siguiente enlace  Ir a Contacto  que gustoso te atenderé. 

El consultorio queda en:

Av. General Garzón 2229

Jesús María

 Tel:  989 675 766 

También puedes leer acerca de otros tópicos de epilepsia en los siguientes enlaces:

¿Cómo es la epilepsia?  Ir 

Las ausencias  Ir 

¿La epilepsia se opera?  Ir 

Y puedes ver mis entrevistas (videos) acerca de epilepsia en los siguientes links:

Epilepsia y EEG  Ir 

Síncope vs epilepsia  Ir