Dr. Alejandro Calvo

Ataque isquémico transitorio: ¿por qué es peligroso?

ataque isquémico transitorio

El ataque isquémico transitorio o isquemia transitoria es un proceso en el que, de manera temporal – habitualmente durante 20 minutos –, no llega suficiente aporte sanguíneo a un área del cerebro, lo que ocasiona su disfunción. Así, puede manifestarse a través de una hemiparesia (debilidad de la mitad del cuerpo), hemianopsia (pérdida visual de una mitad del campo visual), hemiataxia (incoordinación de una mitad del cuerpo), dificultad para hablar (afasia o disartria), imposibilidad para caminar, etcétera, dependiendo del área comprometida. Dichos síntomas son prácticamente los mismos que los de un infarto cerebral establecido o de los de una hemorragia cerebral, con la gran diferencia que en el caso de las isquemias transitorias los síntomas desaparecen totalmente luego de pocos minutos.

Justamente porque los síntomas remiten de manera espontánea en poco tiempo, se suele cometer el grave error de no considerar a este problema como algo serio y la persona continúa con su vida cotidiana sin acudir al médico, inconsciente del riesgo latente que corre su salud.

Dentro de los primeros tres días de acontecida la isquemia transitoria, existe un elevado riesgo de que el cuadro isquémico se repita y se establezca como un infarto cerebral, sin que mejoren espontáneamente los síntomas. Esto significaría que el paciente tendría, por ejemplo, una hemiplejía, y que para poder recuperarse debería recurrir a la terapia física, habitualmente durante varios meses, con probabilidades que queden secuelas.

Para evitar este riesgo, ante un síntoma neurológico focal transitorio como los antes mencionados, incluso si la recuperación ha sido completa, debe acudir de inmediato a la emergencia para que sea evaluado y, generalmente, hospitalizado para observación. Luego de los tres días de pasado el evento, la probabilidad de que se presente un infarto cerebral es más baja, sobre todo si se considera que ya se controlaron los factores de riesgo vascular, como la hipertensión arterial o la diabetes, y que se comenzaron medicamentos preventivos. Solo en ese momento podrá sentirse protegido, con bajo riesgo de presentación de un infarto cerebral, para continuar sus actividades cotidianas.

Por el Dr. Alejandro Calvo (derechos reservados)

CITAS

 

Para programar una cita puedes llamar al número telefónico que se muestra abajo.

Si requieres alguna orientación, puedes leer mis artículos en la sección  Artículos de interés  o escribirme a mi correo electrónico  Ir a Contacto  que gustoso te atenderé. 

Mi consultorio queda en:

Av. General Garzón 2229

Jesús María

 Tel:  989 675 766 

También puedes leer mis artículos respecto otros tópicos de enfermedades cerebrovasculares en los siguientes enlaces:

Infarto cerebral: tiempo es cerebro  Ir 

ACV: una amenaza silenciosa  Ir 

Causas de la hemorragia cerebral  Ir 

Y puedes ver mis entrevistas (videos) acerca de estos temas en los siguientes link:

Los síntomas del infarto cerebral  Ir 

¿Por qué sangra el cerebro?  Ir