Dr. Alejandro Calvo

¿Qué es el mareo?

Como se explicó en otro artículo, vértigo es la ilusión de movimiento giratorio de los objetos que nos rodean o de uno mismo (es decir, sensación de giro, de que todo da vueltas). Mareo, en cambio, es un término inespecífico que muchas personas utilizan para referirse a diferentes síntomas. Es labor del neurólogo definir y precisar a qué se refiere el paciente cuando dice que se siente mareado.

Mareos

Vértigo

Si el mareo se refiere a un vértigo (sensación de giro) entonces lo más importante es determinar si dicho vértigo se origina por una enfermedad en el oído (vértigo periférico) o por una enfermedad en el cerebro (vértigo central). Diferenciar entre ambos tipos de vértigo es fundamental y es un tema que desarrollo aparte en el siguiente enlace: Vértigo central vs vértigo periférico.

 

Desequilibrio

Algunos pacientes refieren mareo cuando no pueden caminar con normalidad, con pasos inestables y con tendencia a caerse por desequilibrio, similar a un estado de ebriedad, y perciben que se van de un lado a otro mientras caminan. Es decir, algunas personas le llaman mareo a la inestabilidad para deambular.

Cuando una persona siente desequilibrio existe una gran variedad de posibles explicaciones. Una enfermedad que suele ir con desequilibrio es la enfermedad de Parkinson. Debido a la rigidez y acinesia (lentitud) propios de esta enfermedad, el paciente pierde la estabilidad para caminar y presenta caídas. Incluso, en algunos parkinsonismos como la parálisis supranuclear progresiva, el desequilibrio es el síntoma predominante. Para determinar si el paciente sufre de Parkinson lo más importante es la evaluación física que hace el neurólogo en el consultorio, donde se evidenciarían los signos propios del parkinsonismo. Otra enfermedad que puede ir con desequilibrio es la polineuropatía (inflamación difusa de los nervios). Dicha polineuropatía puede, a su vez, estar ocasionada por otras enfermedades como la diabetes, las enfermedades reumatológicas, el uso de medicamentos como la quimioterapia, etcétera. El motivo por el que la persona pierde la estabilidad en la polineuropatía es la disminución de la sensibilidad de los pies, lo que genera que el paciente no sienta el suelo, con caídas, sobre todo cuando el ambiente está oscuro. Por otro lado, muchos medicamentos pueden producir sensación de desequilibrio y, por eso, cuando alguien comienza a tener dificultades para caminar, necesariamente hay que saber si el paciente ha comenzado a tomar alguna medicina nueva.

 

Síncope y presíncope

Síncope es el término médico del “desmayo”. Cuando se presenta suele ir precedido de una secuencia de síntomas de oscurecimiento visual, obnubilación, sudoración y sensación inminente de desmayo. Esto se presenta, sobre todo, al ponerse de pie luego de haber estado echado o sentado (ortostatismo). A estas manifestaciones se les llaman síntomas presincopales (síntomas previos a un desmayo) y pueden ser interpretadas como mareo. Este tema se detalla en un artículo aparte en el siguiente enlace: Tuve un desmayo.

 

Enfermedad cerebrovascular

Las enfermedades cerebrovasculares (infarto o hemorragia cerebrales) pueden generar también sensación de mareo. En estos casos, el dato común que debe despertar la sospecha de enfermedad cerebrovascular es el inicio repentino del síntoma. Es decir, la persona pasa de estar normal a estar mareada de un momento a otro, y dicho mareo perdura en los días siguientes. Este punto se desarrolla con detalle en el siguiente enlace: Enfermedad cerebrovascular.

 

Infecciones y sepsis

Cualquier enfermedad que afecte el estado general de la persona puede dar síntomas que sean interpretados como mareo. Así, por ejemplo, una infección urinaria puede producir decaimiento, hipoactividad, sensación de debilidad, somnolencia, etcétera, y si no se produce fiebre entonces el diagnóstico de infección puede pasar desapercibido. Así, el mareo puede ser entendido como el malestar general propio de las infecciones.

 

Ansiedad

La ansiedad es la causa más frecuente de sensación de mareo inespecífico. Puede tener varias formas de presentación: como sensación de desequilibrio, como pánico, como aturdimiento, como palpitaciones, como sensación de calor y un muy largo etcétera. Definir que la sensación de mareo está ocasionada por un trastorno de ansiedad es algo que debe hacerse con mucho cuidado y luego de descartar las otras causas explicadas previamente. Algunas características que sugieren que hay un componente de ansiedad en los síntomas de una persona son las siguientes. La primera se relaciona a la importancia desproporcionada que el paciente le da a su molestia. Por ejemplo, en un paciente que camina con desequilibrio por ansiedad, habría una gran preocupación por conocer el motivo de dicha sensación de desequilibrio y se sentiría muy incómodo con su molestia, a pesar de que no presentara caídas y de que podría hacer todas sus actividades rutinarias con normalidad. Buscaría diferentes médicos para solucionar su problema, pero no se sentiría satisfecho con el diagnóstico de ninguno. Otro aspecto frecuente en la ansiedad es la proyección negativa que hace el paciente respecto su molestia, interpretándola de la peor de las maneras en vez de tener una postura optimista respecto la misma. Siguiendo nuestro ejemplo, la persona tendría la idea de que el motivo de su desequilibrio es un cáncer, por ejemplo, en vez de pensar que seguramente no se trata de nada serio. Finalmente, las personas que sienten mareo debido a ansiedad suelen tener una gran percepción de su propio cuerpo, el cual escudriñan y analizan constantemente en búsqueda de anormalidades, las que suelen encontrar como fruto de su imaginación. Así, siguiendo con nuestro ejemplo, la persona que siente que no puede caminar también sentirá otras molestias como que en ocasiones no puede hablar bien y que se le adormece una parte de la cara y que por momentos ve borroso y que no puede dormir y que le arde el abdomen, etcétera, todo en el mismo paciente.

 

En realidad, hacer un listado de todas las situaciones a las que se llama mareo sería interminable. Algunos ejemplos adicionales son la hipoxia del mal de altura, la sedación que producen algunos fármacos, las náuseas, la diplopía (visión doble), la disminución de la agudeza visual, el tinitus (zumbido de oído), el temor por una fobia y, por supuesto, el vértigo que mencionamos inicialmente, entre muchos otros. En efecto, cualquier síntoma, cualquiera, puede ser interpretado como mareo.

 

En conclusión, “mareo” no es un término médico, sino un término coloquial, que usamos para narrar diferentes síntomas que el médico debe definir durante su evaluación en consultorio.

 

¿Qué es el mareo para ti?

 

Escrito por el Dr. Alejandro Calvo (Derechos Reservados)

CITAS

 

Para programar una cita puedes llamar al número telefónico que se muestra abajo.

Si requieres alguna orientación, puedes leer mis artículos en la sección  Artículos de interés  o escribirme a mi correo electrónico  Ir a Contacto  que gustoso te atenderé. 

Mi consultorio queda en:

Av. General Garzón 2229

Jesús María

 Tel:  989 675 766 

También puedes leer acerca de otros tópicos de vértigo y mareos en los siguientes enlaces:

Vértigo central vs vértigo periférico  Ir 

¿Me desmayé o convulsioné?  Ir 

Tuve un desmayo, ¿es peligroso?  Ir 

Y puedes ver mis entrevistas (videos) acerca de vértigo y mareos en los siguientes links:

Síncope vs epilepsia  Ir 

El vértigo y su diferencia del mareo  Ir 

Síncope y desmayos  Ir